viernes, 5 de septiembre de 2014

LOS CAFES DE AMMAN



A pesar de haber estado numerosas veces en la capital jordana, siempre me sorprenden nuevos lugares llenos de un encanto especial.
Desperdigados por los diferentes barrios de la ciudad, los cafés son algunos de mis rincones favoritos. Hay cientos de ellos. Os dejo aquí solo alguno que quizás hayáis visitado o que podéis añadir a los posibles sitios donde relajaros y tomar algo en buena compañía. 

CANVAS



En el barrio de Jabal Weibdeih se encuentra el café Canvas.  Tiene varios ambientes, se entra por una gran puerta que da a un bonito jardín. Encontramos el edificio de planta baja al entrar, y por él se accede a la parte interior del local. Recibe este nombre porque basa su decoración en lienzos, colgados por las paredes, en la sala central que da acceso al jardín.



Desde esta sala se accede a otra más pequeña, que comunica, a través de puertas de cristal, con una de las terrazas, junto al edificio de Wild Jordan, entidad que se encarga de la conservación de espacios naturales en Jordania. Esto os puede servir como punto de referencia para encontrar el café.




Pero sin duda, mi lugar favorito es amplia terraza que se encuentra al entrar a la izquierda. No es necesario cruzar el edificio, sí el jardín, para accede a ella.


Los fines de semana, a partir del jueves por la noche, es un lugar muy concurrido; pero yo estuve un par de veces por semana, y pude disfrutar de un rato muy relajante y tranquilo, entre los árboles iluminados, las velas y una temperatura maravillosa.
 




Puedes optar por sentarte en la barra, en mesas con sillas, en los sofás al descubierto, o para sentirte más en privado en los sofás envueltos por una estructura de madera con cortinas blancas. Es un lugar que realmente merece la pena visitar.
Ofrece una carta muy variada, tanto de comidas como de bebidas. Hay gran variedad de refrescos, infusiones, café y bebidas con alcohol, cosa que no es posible encontrar el todos los lugares. Eso sí, la cerveza no es muy recomendable. No estaba nada buena; demasiado aguada y no tenía sabor. Y en cuanto a la comida, sirven pizzas, pasta, algo de carne y quesos con verduras. Los precios son asequibles. Están en la media normal del resto de locales de la ciudad.



DELICIA

Este café está situado junto al centro comercial Taj Mall, en el área de Abdoun, posiblemente la mejor zona de la ciudad. No tiene pérdida encontrarlo. Dispone de bar en la parte interior y de dos terrazas, una junto a la entrada y otra subiendo a la parte alta del edificio. Si se llega en coche propio, se puede dejar en el aparcamiento del local.
Los precios son más económicos que en los cafés del centro o de Rainbow, y se puede fumar arguileh. La terraza superior tiene vistas a la ciudad, aunque no demasiado bonitas, ya que quedan un poco alejadas y muy cerca hay una carretera muy transitada.
Para disfrutar de las bebidas hay mesas con sillas o mesas con sillones y sofás con cojines. También tiene Wi-Fi gratuito.

LA SAISON

La Saison está situado en Sweifieh, en la calle Wakalat, entre muchos otros cafés; es un lugar visitado por muchos ciudadanos locales, ya que es una zona de compras y paseo. Muy cerca hay dos grandes centros comerciales: Baraka y La Galleria y muchas tiendas de firmas europeas.
Aparte de los típicos zumos naturales, café, tés y otros refrescos, destacar las copas de helado, los batidos y los cocktails de frutas. El precio medio es de unos cuatro dinares por copa de helado. La comida es también muy rica.
 




Tiene terrazas en el exterior en varios niveles y dispone de conexión Wi-Fi gratuita. Abre de 9 de la mañana a 12 de la noche. El personal del servicio es atento, rápido y simpático.









Quién no ha visitado este café si ha pasado unos cuantos días en la capital. Digamos que es uno de los cafés mas típicos en el Balad, la parte antigua de la ciudad. Fue fundado por un palestino afincado en Amman, y como curiosidad saber que no permiten la entrada a judíos.  Todas las mesas se encuentran en el interior a excepción de unas pocas que se apiñan en la pequeña terraza, o más bien balcón, que da a la calle.



 La entrada está un poco escondida dentro de un portalón de madera. Hay que entrar hasta las escaleras que se encuentran al fondo y subirlas para llegar al café. Dentro de este portalón nos topamos con un cartel que nos indica también la existencia de un baño árabe. Lo más fácil para localizarlo es preguntar por la oficina de correos, ya que está situado justo delante.





Muy rico el zumo de limón con menta aquí, ya que lo sirven como un granizado, y si ya de por sí esta es una bebida refrescante, el toque de hielo aún lo hace más apetecible en los calurosos días de verano de Amman. También sirven platos tradicionales de comida jordana, y la gente suele reunirse en grupos para celebrar despedidas o cumpleaños.
Es un sitio que siempre está lleno, así que si uno quiere intimidad o tranquilidad quizás no sea el lugar más adecuado, pero sí el idóneo para mezclarse con la gente de la ciudad, otros turistas y si tienes la suerte de conseguir una mesa en el balcón, observar a los transeúntes y el bullicio del Balad.






Disponen de valet, o aparcacoches al que se le suele dar algun dinar de propina. Viene bien, porque puede resultar un poco difícil encontrar aparcamiento en esta zona de la ciudad.
Cuenta con el Certificado de Excelencia 2014 de Tripadvisor y Wi-Fi gratuito.

La calle de Rainbow es seguramente la más conocida por los turistas para salir un rato por la noche a dar un paseo, visitar alguna tienda de recuerdos, comer un shawarma, un perrito caliente, una pizza, falafel o cualquier otra cosa. Hay numerosos cafés. Yo he tenido la suerte de poder visitar unos cuantos en esta zona.

JARA

Dispone de varias terrazas con unas bonitas vistas de la parte antigua y al fondo la Ciudadela romana. Tiene mesas con sillas normales y además unos bonitos sofás de estilo árabe muy cómodos. Se puede fumar arguileh, como en la gran mayoría de cafés. Es un lugar muy tranquilo dentro de la transitada zona de Rainbow. 

















 
BOOKS@CAFE
Books@café puede que sea el local más conocido dentro los cafés de Rainbow. Visitado por numerosos turistas, lo primero que llama la atención es la entrada al local, ya que nos encontramos directamente con una librería. La tenemos que atravesar, girando hacia la izquierda al entrar y subir unas escaleras para llegar al café en sí



Es un sitio muy agradable con una bonita decoración y dos terrazas. Una más pequeña, donde las mesas quedan más bien apiladas y otra, mi favorita, si subimos más escaleras que queda rodeada de árboles, dentro de una zona  ajardinada. Esta terraza es más tranquila, y es un lugar muy agradable para charlar. Tiene una pantalla gigante.





Sirven bebidas con alcohol, cocktails y variedad de cervezas, refrescos, zumos, tés, café… Ofrecen también carta de comida. Los precios no son de lo más barato, pero últimamente esta zona de Rainbow ha incrementado los precios en general, y si se quiere beber alcohol en Amman, ya se sabe… A pagar.  Un vaso de cerveza cuesta unos 5 dinares, algo más de 5 euros, como en la mayoría de locales.

MELON
En el séptimo círculo encontramos el Melon café. Frecuentado en la gran mayoría por habitantes locales. Con un ambiente muy agradable, dispone de cómodos sillones para fumar arguileh, beber un zumo, un café, o comer algún plato de la carta de comidas.
Dispone de Wi-Fi gratuito.





Estos han sido solo algunos de los muchos cafés que encontramos repartidos por toda la ciudad, algunos de mis favoritos. Lugares con encanto que espero seguir descubriendo.
 






2 comentarios:

David Escudier dijo...

Que tal Mónica, ¿cómo estás?, acabo de llegar de Amman de un curso de árabe de dos semanas, me ha pasado de todo, je ,je... Decirte que encontré un restaurante y un café bastante bueno en el barrio en el que residía, Jubeiha, el restaurante se llamaba View y tienes vistas de la universidad y alrededores, se come de vicio, almansaf, kufta, etc.. por unos 10 o 12 dinares y el café está en la otra esquina del edificio y es de una cadena de cafes que hay por todo Amman, saludos y espero que estés bien.

David Escudier dijo...

Que tal Mónica, ¿cómo estás?, acabo de llegar de Amman de un curso de árabe de dos semanas, me ha pasado de todo, je ,je... Decirte que encontré un restaurante y un café bastante bueno en el barrio en el que residía, Jubeiha, el restaurante se llamaba View y tienes vistas de la universidad y alrededores, se come de vicio, almansaf, kufta, etc.. por unos 10 o 12 dinares y el café está en la otra esquina del edificio y es de una cadena de cafes que hay por todo Amman, saludos y espero que estés bien.

Publicar un comentario